Gastronomía del Valle: El arroz al horno

Gastronomía del Valle: El arroz al horno.

El arroz al horno es uno de los platos típicos de la Comunitat Valenciana. Existen variaciones según la zona donde se cocina. Se prepara de forma sencilla y queda realmente sabroso, además de tener la ventaja que se mantiene en su punto durante más tiempo que el que se prepara de otra forma, lo que lo hace ideal por si no vamos a comerlo recién acabado de hornear. Necesitaremos Gastronomía del Valle: El arroz al horno

– 400 gramos de arroz
– 800 ml de caldo de cocido
– 250 gramos de garbanzos en remojo
– 400 gramos de tomate triturado
– 200 gramos de panceta fresca
– 800 gramos de costilla de cerdo
– Dos buenas morcillas cebolleras
– Un tomate maduro
– Una cabeza de ajos
– Sal
– Azafrán

Para cocinarlo, lo primero que hay que hacer es poner el caldo del cocido a calentar.

Con el caldo en el fuego, se sala y se trocea la panceta y las costillas de cerdo, se pinchan las morcillas y se pone todo a dorar en una sartén con un poco de aceite. Si se prefiere, se puede utilizar panceta seca y también añadir un par de chorizos. También se suele incluir patata.

Pero vamos a detallarlo un poco más:

Cogemos una sartén grande y echamos en ella un chorreón de aceite de oliva virgen y en la misma vamos a ir friendo un poco las costillas, la panceta y la morcilla, a fuego medio y dándoles la vuelta para que se hagan por todos lados. Una vez que estén levemente hechas por todos lados, sacaremos todos estos ingredientes de la sartén y reservaremos para más adelante. En esa misma sartén vamos a saltear el arroz y los garbanzos durante unos minutos. Pasados dos o tres minutos agregaremos el tomate triturado y cocinamos a fuego suave otro par de minutos. Mientras encendemos el horno a 220ºC para precalentarlo mientras acabamos la preparación del plato.

Después de realizar el paso anterior, cogeremos una fuente o bandeja de tamaño adecuado y que sea apta para el horno, y echaremos en ella el contenido de la sartén y los trozos de costilla, panceta y morcilla que habíamos salteado antes. Agregaremos una cabeza de ajo y un tomate cortado en dos mitades, y por último agregaremos el caldo de cocido que habíamos mantenido caliente. Una vez que el horno alcance la temperatura deseada, meteremos la fuente en el mismo y hornearemos unos 20-25 minutos, tiempo tras el cual el arroz debe haber consumido todo el caldo y por tanto debe estar tierno, al igual que los garbanzos. Si no fuera así, lo mantendremos unos minutos más y si es necesario agregaremos algo más de caldo o agua, mejor si están calientes, y una vez que el arroz esté en su punto, ya podrás dejar reposar unos minutos y servir este exquisito plato.