Entradas

Uno de los mayores tesoros que esconde nuestro pueblo es, sin lugar a duda, la gran riqueza cultural que entraña.

Fruto de su situación geográfica, el flujo continuo de diferentes culturas a lo largo de la historia es el causante de nuestro extenso repertorio folclórico. Buen ejemplo de ello es nuestra Jotica, de influencia aragonesa, conocida fuera de nuestras fronteras. Por si fuera poco, nuestro folclore recoge danzas manchegas, jotas valencianas e incluso bailes provenientes de Sudamérica. Este batiburrillo constata la variedad de nuestras costumbres.

El Hermano Pastor fue la figura que más ha contribuido a su recuperación. Este peculiar ermitaño franciscano dedicó su vida a recoger danzas y versos que nadie recordaba. Tanto es así que es el autor de nuestro himno y recompuso la olvidada Jotica.

Durante las fiestas de mayo, por ejemplo, la Rondalla, Coro y Grupo de Bailes exhiben al público buena parte de lo que él mismo enseñó a nuestros mayores. En estos actos participan incluso los más pequeños, para los que aprender e interpretar estos bailes es motivo de orgullo.

Por otra parte, la Entidad Musical Maestro Serrano, de más de cien años de historia, es el culmen de nuestra música. Jerónimo Sánchez, al mando durante más de cincuenta años, consiguió extender sus horizontes hasta llegar a lo que hoy es una banda con más de cincuenta componentes, incluso profesionales. Asimismo, el pueblo cuenta con una excelsa escuela musical para quien busque contribuir al enriquecimiento de nuestro patrimonio como hizo su apreciado director.

Los encuentros musicales que tienen lugar en Cofrentes son a fin de cuentas una delicia surgida del empeño de nuestras gentes por preservar y engrandecer nuestra cultura. Un lujo al alcance de quien quiera disfrutarlo y sentir de primera mano cómo el espíritu cofrentino sigue conservándose generación tras generación.